Contacta con nosotros

948 119 118

info@reforser.com

C/ Iturrama 7. Pamplona

También puedes seguirnos en:



Lo último en Reforser

 

¡Empapela tu salón!

¡Empapela tu salón!

Llevas ya unos días en casa y estás aburrido de ver las mismas cuatro paredes del salón, con la decoración de siempre. ¡Tranquilidad! Tienes un tiempo de oro para pensar cómo vas a dar el salto hacia lo más trendy. Te proponemos un cambio radical, rápido, económico, sin obras y de gran efecto… Solo te falta un pequeño empujón y desde REFORSER te lo vamos a dar.

El papel pintado vuelve a ser tendencia confirmándose como la opción más elegida para renovar o dar un toque de estilo único a nuestro hogar. Según informes de Pinterest, la búsqueda de este término en su red ha subido un 41%  y es que no hay nada más claro que ver ejemplos y fotos para que la envidia se apodere de ti y quieras tener un salón como el que viste en la revista. ¿A qué estás esperando para empapelar tu salón?

TIPOS DE PAPEL PINTADO:
Antes de que te lances a la búsqueda y captura de tu papel, te queremos dar unos cuantos consejos para que tu elección sea perfecta.

1.- Según el soporte

El tipo de material que va pegado a la pared puede ser:

  • Base de papel: este modelo es el más tradicional de todos, así como el más utilizado a lo largo de toda la historia del papel pintado. Está compuesto por papel y una base textil. Se recomienda su uso en zonas de poco tránsito, ya que estamos ante un soporte bastante delicado y difícil de colocar y de limpiar.
  • Tejido no tejido (TNT): las  fibras que componen este papel se han unido entre sí sin ser tejidas, por lo que no forman hilos. Es de gran resistencia al desgaste de los rayos solares y a la humedad, por lo que se coloca en estancias de más tránsito. Además, es muy fácil de poner y quitar, sin dejar rastro una vez retirado. Solo se necesita aplicar cola a la pared.

2.- Según el acabado

Si antes nos centramos en la parte que queda oculta tras colocar un papel pintado, ahora vamos a prestar atención a su acabado final.

  • Vinílico: Es la clase de papel pintado más usado en la actualidad. Su alta resistencia frente a los golpes y a la humedad lo hacen perfecto para cualquier lugar. Están hechos por medio de una capa de vinilo satinado o mate. El soporte de este tipo de papel puede ser TNT o papel con alto gramaje. Una opción realmente interesante para dar un nuevo look a baños, cocinas, pasillos e incluso zonas exteriores.
  • No vinílico: la diferencia con el anterior es que su acabado es mate, siendo una gran alternativa para aquellas personas que huyen del efecto satinado. Este tipo de papel suele utilizarse para imitar efectos, tales como, el ladrillo, la piedra, el textil, las formas geométricas, etc.
  • Con textura o relieve: el papel pintado con relieve está compuesto por una base de papel con relieve y recubierto de un barniz o vinilo lavable. Está recomendado para aquellas paredes que presentan imperfecciones que quieren ser camufladas. Su soporte puede ser de base de papel o de TNT.
  • De fibras naturales: son papeles decorativos hechos con fibras naturales tejidas que ofrecen un resultado espectacular, transmitiendo naturalidad y calidez. Sus materiales de fabricación suelen ser tiras de madera, hojas de palmera o nenúfares trenzados, entre otros. Su soporte es el Tejido No Tejido, ya que facilita bastante su colocación.

TENDENCIAS 2020

Paisajes naturales: si has soñado con tener un jardín en el interior de tu casa, ésta es tu opción. Una gran variedad de plantas, flores, bosques, paisajes pueden convivir contigo durante todo el año.

Imitación de materiales: papeles pintados de calidad que imitan materiales como el hierro, el mármol, la piedra, el cemento…que aportan serenidad, elegancia y son ideales para una línea más industrial. Y por otro lado, materiales como la madera o el ladrillo de terrazo en sus distintos formatos (grande, pequeño, de carácter más rústico e imperfecto) que consiguen calidez.

La arruga es bella: se trata de un estilo que evoca a elementos naturales como la corteza de un árbol, las olas o textiles arrugados. Proporcionan una sensación de glamour y de movimiento en el ambiente.

Estilo vintage: Está muy de moda y nos traslada a los hogares de los años 70 donde era el apogeo de este estilo. Se caracteriza por el uso de líneas rectas y dibujos geométrico y los colores más usados son los naranjas, amarillos, marrones y blancos.

Obras de arte: los avances en la impresión digital permiten llevar hasta tu salón cualquier obra de arte para que la disfrutes cada día. Eso sí, mejor para paredes suficientemente amplias para apreciar lo detalles y que no empequeñezcan lo que hay a su alrededor.

Estilo romático: es una tendencia que no pasa de moda, con el rosa como protagonista en sus tonos más ligeros y suaves. Motivos naturales y geométricos que conseguirán un toque relajado y sofisticado al mismo tiempo.

En resumen, el papel pintado tiene el poder visual de conseguir agrandar una habitación mediante tonos claros, hacerla más acogedora con calores cálidos, destacar una pared o transformar el mobiliario. Esta es la magia de estos materiales con los que dar un aire nuevo a tu salón.

¡A empapelar se ha dicho!

No hay comentarios

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies